Nos queda la noche
Centro de Cultura Contemporánea Condeduque

Pq_Nos queda la noche.jpg

Fotografía de Jesús Sebastián

Nos queda la noche es un ciclo compuesto por cinco recorridos urbanos que forma parte del programa de mediación del Centro de Cultura Contemporánea Condeduque. En ellos nos acercaremos a los rituales de la vida nocturna entendiéndolos como una manifestación cultural que ha modelado el paisaje urbano del barrio de Malasaña y perfilado una parte fundamental de su identidad que sigue presente en sus calles.

Malasaña es un territorio sometido a fuertes tensiones que han ido cambiando profundamente su paisaje, tanto el del día como el de la noche. En estos recorridos pasearemos por esta transformación, que viene produciéndose desde varias décadas en la vida nocturna del barrio, pero que ahora debe enfrentarse y resistir a un momento en el que los espacios sociales de la noche se han visto limitados. Una vez más Malasaña tiene que reinventarse.

A lo largo de los recorridos iremos tejiendo un relato coral de espacios, vivencias y momentos que han tenido como escenario la vida nocturna en Madrid. Los recorridos realizados han sido: 

#1 La emergencia de la noche con Fino Oyonarte

El fin de la dictadura trajo la recuperación de las calles como espacio público, tanto en el día como en la noche, donde toda una nueva cultura va a empezar a tomar forma. Acompañadas de Fino Oyonarte, bajista de Los Enemigos, caminamos por los fenómenos más visibles de este nuevo territorio de la noche: un espacio para la diversión, el acceso a una nueva cultura musical, el uso de la moda como forma de expresión, y la proliferación de locales donde todo esto nos envolvía, como La Vía Láctea, donde terminamos charlando sobre todos estos temas.

 

#2 Noche y percepción de seguridad con Elena Castro Córdoba de Ontologías Feministas

Esta noche salimos de fiesta. Empezamos a prepararnos en casa e imaginamos cómo será la noche: hemos quedado en Tribunal, luego haremos la previa por el barrio y después bailaremos en un club hasta que el cuerpo aguante. La noche promete, pero inevitablemente, junto a lo ideal, emergen algunos miedos. De la mano de Elena, en representación de Ontologías Feministas, reflexionamos sobre las expectativas y los miedos que despierta la noche, para pensar en estrategias para enfrentarlos de forma colectiva, inspirándonos en algunos de sus proyectos como Santuario Nocturno, Strolling you down o el protocolo realizado junto a Karne Kulture.

 

Las siguientes sesiones abordarán temas en torno a las historias que se pierden en la noche, el espacio nocturno como lugar de acogida de disidencias sexuales y de género, y la experiencia del baile.

Más información en la página web de Condeduque.