Deriva #6: Lugares para mirarnos

Caminar por la ciudad puede ser un ejercicio solitario, unas veces deseado y otras impuesto. Estamos siempre rodeadxs de gente pero muchas veces no llegamos a verlos, la ciudad nos da la espalda, en las calles no hay rastro de nadie y el caminante se queda solo.

 

Los nuevos modelos de vivienda están, cada vez más, diseñados hacia el interior, al espacio doméstico de nuestras casas y el privado de las urbanizaciones en las que se agrupan, de manera que las calles se convierten espacios vacíos, sin uso y sin ojos que las miren.

 

Como decía Jane Jacobs las calles tienen que tener diversidad de usos, y ojos que miren hacia ellas para mantenerse vivas, y algunos barrios de Madrid aún conservan esta diversidad y conexión entre los espacios privados y el público.

 

En esta deriva os proponemos caminar entre sus espacios y habitantes para dejarnos mirar y también para ser miradxs, ¿te vienes con nosotras?

Fecha: sábado 20 de octubre

Hora: 11:00 h.

Actividad gratuita